Martha Keays: “estamos convencidos de que los Asocios Público Privados pueden transformar a El Salvador”

“Estamos convencidos de que los Asocios Público Privados pueden transformar a El Salvador”.

Así se pronunció la directora de la Corporación Reto del Milenio (MCC por sus siglas en inglés) Martha Keays, ante el impasse generado en la Asamblea Legislativa, que desde la legislatura pasada ha dilatado una reforma de ley que pone en riesgo las inversiones del Fomilenio II. Estas y otras declaraciones de Keays y del director ejecutivo de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades), José Ángel Quirós fueron brindadas en el programa FOCOS, que se transmite los domingos a las 7:30 de la noche y miércoles a las 6:00 de la tarde por Canal 33.

La reforma en cuestión se refiere al artículo 26 de la Ley de Carreteras y Caminos Vecinales en el sentido de ordenar el uso inseguro del derecho de vía que hacen las alcaldías para la venta de publicidad; y legalizar el derecho a contratar e instalar publicidad. 

Además, se busca que la empresa que invierta a futuro en este APP (por US$11,4 millones), pueda recuperar su inversión por medio de la publicidad que se instale, de forma segura, en el derecho de vía.

Se trata de un proyecto que equiparía con iluminación y un sistema de video vigilancia 140 kilómetros en cuatro carreteras: la del Aeropuerto Internacional de El Salvador y a Zacatecoluca, la ampliada a La Libertad y sus playas, y las carreteras perimetrales del área metropolitana del gran San Salvador. 

Los alcaldes de los municipios del tramo mencionado que reciben ingresos por publicidad que se coloca en el derecho de vía ya protestaron por la reforma con los diputados, pues podrían perder esos fondos y argumentan que se podría estar frente a un posible monopolio de la empresa que desarrolle este proyecto.

Pero precisamente, tanto para Keays como para Quirós, este impasse podría hacer perder la oportunidad para otros APP a futuro que favorecerían el desarrollo y transformación de El Salvador.

El también exministro de Obras Públicas y director ejecutivo de Fomilenio I, aseguró que de perderse esta inversión en particular, de un poco más de US$11 millones, se pondría en riesgo también US$ 1.550 millones de dólares destinados a otras inversiones en infraestructura en las que se contemplan APP.

“Da una gran pena ver que por visiones limitadas de algunos personeros políticos de este país, te das cuenta que se puede echar al traste una gran cantidad de inversiones que van a generar empleo y desarrollo”, dijo Quirós.

Esto aparte del peligro de perder el segundo compacto de Fomilenio por aproximadamente US$277 millones, donde el gobierno salvadoreño solo tiene una contrapartida por US$88,2 millones y el resto corresponde a la cooperación de MCC; ademas del APP que también se ha contemplado en Fomilenio II de la construcción de una nueva terminal de carga en el Aeropuerto Internacional.

Antes de la suscripción de Fomilenio II, donde se introdujo el concepto y desarrollo de los APP, se contempló un par mucho más ambicioso e insigne: la ampliación del Aeropuerto Romero, a largo plazo, en el orden de US$500 millones y la inversión en un parque eólico de la CEL en alrededor de US$50 millones. De hecho, la MCC financió, entre otros estudios, la asistencia técnica para la elaboración del plan maestro de ampliación del aeropuerto por un monto de cooperación de US$450 mil y el estudio del Valor por Dinero por US$ 200 mil adicionales además de asistencia técnica internacional especializada para la modernización y ampliación del aeropuerto internacional. 

Sin embargo, El Salvador no prosiguió con este par de APP de proyección estratégica y se optó por los menores contemplados en Fomilenio II ya mencionados y que se encuentran en peligro de no ejecutarse.