CANCELACIÓN DEL TPS TENDRÍA IMPACTO ECONÓMICO A PARTIR DEL 2020, ESTIMA EL BCR

IMG_6989-(1).jpg

“Para 2018 y 2019 no vemos impacto”, dijo el presidente del Banco Central de Reserva, Óscar Cabrera, al ser cuestionado sobre el efecto de la cancelación del programa de protección temporal, TPS, hacia la economía salvadoreña. 

La institución financiera estima crecimiento en el flujo de remesas para los dos próximos años -de 3.8% y 0.9% respectivamente-, pero una ralentización del 0.2% al 0.7% entre 2020 y 2022. “Si no se llega a una reforma migratoria en el Congreso, esto puede tener un impacto en el crecimiento económico de El Salvador”, dijo Cabrera en el programa FOCOS, que se transmite los domingos a las 7:30 de la noche y los miércoles a las 6:00 de la tarde por canal 33, 7 en cable. 

La máxima autoridad en materia financiera explicó que durante 2017 se observó un incremento en el envío de remesas desde Estados Unidos de un 9% respecto a 2016, sumando un total de 5 mil 22 millones de dólares al finalizar el año. 13% de este flujo procedió de los cerca de 200 mil salvadoreños amparados bajo el TPS. 

El incremento en las remesas se debió, según el funcionario, a un “efecto precaución de la diáspora” -relacionado con la prevención de un posible retorno debido a las actuales políticas migratorias de la administración de Donald Trump-, pero también a un leve crecimiento de la economía estadounidense y un descenso en la tasa de desempleo para los hispanos.

Cabrera destacó la importancia de las remesas para la economía salvadoreña al señalar que de los 31 mil 758 millones que se reportaron como ingresos nacionales en 2017, 5 mil 68 fueron producto del envío de divisas por parte de los connacionales en Estados Unidos. “Y según la última encuesta de Hogares y Propósitos Múltiples, el 20% de los hogares son receptores de remesas”, subrayó.  

El Salvador junto a Haití y Nicaragua son los países de América Latina que han perdido los beneficios del TPS desde la llegada de Donald Trump a la Presidencia de los Estados Unidos. Alrededor de 195,000 salvadoreños deberán regular su situación migratoria a más tardar el 9 de septiembre de 2019, posterior a esa fecha su estatus será ilegal.