Casas–Zamora: La autonomía del poder judicial es el mejor parámetro de salud de la democracia

El  sentimiento de desconfianza y el desencanto con la democracia y los gobiernos es cada vez mayor en los latinoamericanos, y para entenderlo hay que apuntar a la corrupción, así lo asegura el politólogo y exvicepresidente de Costa Rica, Kevin Casas–Zamora. “La corrupción no tiene bandera política, en América Latina hay gobiernos corruptos de todas las corrientes políticas habidas y por haber. Esta es una lección que debemos aprender de esto”, dijo en el programa FOCOS que se transmite todos los domingos a las 7:30 de la noche y miércoles a las 6:00 de la tarde por Canal 33.

El investigador asociado del Diálogo Interamericano se refirió al caso brasileño, en el que la justicia de ese país determinó recientemente que el expresidente y hasta ahora favorito en las encuestas, Luiz Inácio Lula da Silva, deberá cumplir una sentencia de prisión, luego de ser investigado por supuestos delitos de corrupción. “…a la luz de lo que ha sido la historia de los países de América Latina, en donde la independencia del poder judicial ha sido la excepción y no la norma, Brasil querámoslo o no, nos guste o no nos guste, está dando un ejemplo extraordinario de potencia, de independencia, de autonomía de las instituciones judiciales”, señaló.

La extensa red de tentáculos del caso Odebrecht, por el cual presidentes y exvicepresidentes latinoamericanos están siendo investigados por sobornos, ha sido ejemplar para entender la penetración de la corrupción en la política regional. Casas–Zamora considera que la solución pasa, en primer lugar, por consolidar las instituciones de control al poder del Ejecutivo. “En donde esas instituciones no tienen independencia, autonomía y capacidad para hacer su trabajo de controlar el poder, no hay posibilidad de erradicar la corrupción. A mí me parece que ese es el primer ladrillo de un Estado de Derecho”, y agregó: “La autonomía del poder judicial es quizás el mejor parámetro que existe del estado general de salud de la democracia”.

El académico considera que este es el momento oportuno para explorar en el parlamentarismo una salida institucional a la compleja crisis de gobernabilidad, a la cual se enfrentan los presidencialismos latinoamericanos en los últimos años. “En el caso brasileño tenemos un presidente que no tiene mayoría en el legislativo, y que en el caso de Brasil tiene que contender con un sistema fragmentado de partidos, tiene que vérselas con 28 partidos en el Congreso. Construir mayorías legislativas en un contexto así es una tarea titánica, una de las formas de construirlas con relativa facilidad es comprándola.”

Casas–Zamora estuvo de visita en San Salvador en el marco del cuarto Foro Internacional de Análisis Político, organizado por FUSADES, con el apoyo de prestigiosas instituciones internacionales.