LA DESIGUALDAD DE GÉNERO ES AÚN MÁS FUERTE DENTRO DE LAS ESTRUCTURAS CRIMINALES, EXPLICA EXPERTA BRASILERA

La investigadora del instituto brasilero Igarapé, Renata Giannini, apunta sobre un fenómeno que debe ser incluido en la formulación de políticas públicas en materia de seguridad: si bien el hombre es la principal víctima de la violencia homicida, la mujer lo es de todos los demás tipos de violencia; y la principal causa de las agresiones proviene de la desigualdad de género, que es aún más fuerte dentro de las estructuras criminales. 

“Lo sufre más (la desigualdad de género) en una pandilla porque no hay una regulación. Y este comportamiento hacia las mujeres -quienes muchas veces tienen parejas que también son parte de las pandillas- es incentivado. Sos más hombre si sos más violento”, dijo Giannini en el programa FOCOS, que se transmite los domingos a las 7:30 de la noche y miércoles a las 6 de la tarde por Canal 33, 7 en cable. 

La experta en políticas públicas en seguridad con enfoque de género explicó que dentro de los grupos armados hay formas de socialización que enfatizan la “masculinidad violenta” de los hombres. “Es decir, para tornarse miembro de una pandilla o de determinada estructura, se pide que cometa actos violentos. Eso se asocia al ser hombre, o muchas veces se relaciona con la mujer: hay que violar para ingresar”.  

En la entrevista, Giannini subrayó que las estrategias de reducción de la violencia deben atender, de manera integral, las dinámicas diferenciadas de agresiones contra hombres y mujeres. “Estamos hablando de los hombres como las principales víctimas de la violencia homicida. Sin embargo, quiénes son las principales víctimas de todos los otros tipos de violencia. Cuando hablamos del femicidio, por ejemplo, él viene precedido de otra serie de violencias que ni nos damos cuenta”, dijo refiriéndose a las violencias física, social, patrimonial. 

La investigadora enfatizó que es necesario realizar encuestas de percepción, de victimización y análisis de contexto que permitan entender las motivaciones de las mujeres para ser parte de estructuras criminales. “Es importante entender por qué ingresaron. Qué es lo que faltó en su vida para ingresar allí (...) Muchas veces la motivación de la mujer es distinta a la del hombre, y eso es lo que no trabajamos tanto”. 

Giannini está de visita en el país para participar en el evento “Diálogos sobre seguridad urbana”, que se realizará este 22 y 23 de enero en San Salvador.