TOJEIRA SOBRE CASO JESUITAS: ESTARÍA DE ACUERDO CON PEDIR CONMUTACIÓN DE PENAS PARA LOS AUTORES INTELECTUALES

IMG_6021.jpg

“A mí no me toca decidirlo. Yo tengo por encima al Rector y al Provincial, que son quienes dirigen ahora la política en el caso de estos juicios. Ahora, mi opinión sería favorable a la conmutación de penas”, señaló el director del Instituto de Derechos Humanos de la UCA, el padre José María Tojeira, sobre una futura condena para los autores intelectuales del asesinato de los sacerdotes jesuitas y dos colaboradoras en 1989, en el programa FOCOS que se transmite los domingos en Canal 33. 

El lunes pasado Tojeira, en representación de la UCA, solicitó la reapertura del caso ante los tribunales salvadoreños, esta vez para acusar a los autores intelectuales del hecho. De acuerdo a lo expresado por la Universidad, y señalado también en el informe de la Comisión de la Verdad, miembros del alto mando militar, específicamente aquellos que pertenecían a la promoción conocida como “La Tandona”, participaron en la planificación del asesinato. 

En el caso específico del entonces presidente Alfredo Cristiani, el Padre aclaró que sólo tienen elementos para demostrar que encubrió la masacre y a los responsables: “No tenemos absolutamente ninguna prueba de que haya participado en la planificación intelectual”. 

Tojeira dijo que, después de haberlo acusado en el juicio del año 2000, se enteraron que el exmandatario había reconocido, en su momento, que no tenía capacidad para destituir a los militares responsables del asesinato y, por lo tanto, se negoció con la guerrilla: “Se llamó a los del FMLN que estaban en Naciones Unidos, y se llegó a un acuerdo de que estos militares saldrían del Ejército cuando cumplieran la edad de jubilación, los 30 años de servicio. Y mientras tanto, el FMLN mantendría los cohetes tierra-aire que tenía, guardados en Managua”. Por ello, sostuvo, la UCA evalúa solicitar el sobreseimiento de algunos de los que fueron acusados originalmente en el juicio del 2000, y la inclusión de otros que ellos consideran fueron “colaboradores necesarios” para perpetrar el crimen. 

En referencia a las declaraciones del ministro de la Defensa, Munguía Payés, quien la semana pasada expresó que la reapertura del caso Jesuitas era un malgaste de energías, y que así como la Fuerza Armada había cometido “errores” durante la guerra, también había labrado gestas heroicas, el Padre fustigó: “No cometió errores, errores cometemos todos. Estamos hablando que cometió crímenes de lesa humanidad. Y eso es distinto de un error. Un error lo cometes tú, lo cometo yo, lo comete cualquiera. Un crimen de lesa humanidad lo comete el Estado. Y lo pueden cometer los militares. Y lo cometieron, en este caso”. 

El pasado 16 de noviembre se cumplieron 28 años de la masacre de la UCA, por la cual altos mandos del ejército salvadoreño de esa época han sido investigados en El Salvador y España por el asesinato de 6 padres jesuitas y sus dos colaboradoras.