WILLIAM PLEITES: SE NECESITA “UN GOLPE DE TIMÓN SUSTANCIAL” PARA COMBATIR LA POBREZA

El director de Fomilenio II y execonomista en jefe del PNUD El Salvador, William Pleites, sostiene que el país debe modificar su enfoque de combate a la pobreza y trabajar en esfuerzos a largo plazo para lograr erradicarla. 

“A mi no me cabe la menor duda que, independientemente de quien gobierne en la próxima administración, debe de haber un enfoque disruptivo. Es decir, hay que dar un golpe de timón sustancial”, señaló Pleites durante el programa FOCOS que se transmite los domingos a las 7:30 de la noche en Canal 33 (7 en cable).

El funcionario enfatizó que la clave para el desarrollo y el combate a la pobreza está en la generación de empleo, y que El Salvador no sólo deberá reorientar su política económica, sino también su política educativa. “Es una cuestión de decisión política…necesitamos un golpe de timón similar a cuando, después de la II Guerra Mundial, subió el precio del café y se creó un impuesto de valor progresivo. El presupuesto en educación pasó del 8 al 24%, y el de salud de 4 al 12% (...) ¿Que no hay recursos? Si hay. Hay más dinero que nunca circulando en la economía”.

El economista explica que todos los estudios indican que el sector educativo debería estar recibiendo el doble de recursos por parte del Estado: “Educación debe estar absorbiendo en este momento alrededor del 6% del PIB, lo que sería un equivalente a casi 28, 30% del presupuesto. Estamos hablando de casi un 80% más (de lo que absorbe actualmente en recursos)”. 

Por el contrario, de acuerdo al proyecto de presupuesto presentado por Hacienda para 2018, hay recortes en Educación y Salud que sobrepasan los 15 millones de dólares; para Pleites en la última década existe una “hipertrofia institucional” que sólo favorece una proliferación de organismos que impiden invertir los recursos en las áreas prioritarias. 

En este sentido, Pleites informó que el primer asocio público-privado anunciado para implementarse en el aeropuerto internacional de San Salvador, tendrá una inversión de 18 millones de dólares aproximadamente, y que ya están en conversaciones con el Ministerio de Obras Públicas para nombrar al asesor de transacciones que elaborará el contrato y las condiciones a las que se deberá someter la empresa contratada